Yezid Parra C - Coach-, Author at Yezid Parra C. -DespiertaNET-

 

Si comprendimos en estos momentos que nacimos con recursos limitados y en la mayor parte de nuestra vida pasamos nuestros días ”desperdiciándolos” también podríamos aprender a usarlos en nuestro presente y así disfrutarlos, ¿Hoy qué nos llevó a ver su valor?.

Al igual que la gran mayoría llevo meses cumpliendo las restricciones y las recomendaciones, no puedo decir que completamente encerrado ya que he salido en varias ocasiones para abastecerme de lo necesario para mi hogar, y que los pensamientos también me generan dudas e incertidumbre al igual que a ti, y más con mi antecedente por el cáncer que hace que en cierta medida me sienta por momentos más vulnerable, aunque la realidad sea otra. y mis pensamientos incluso gobiernen mis días.

Todos los días que logremos despertar deberíamos entender que los tiempos difíciles o de oscuridad existieron, existen y existirán, y que no solamente son por el Covid-19, también son por la forma en que hemos vivido y vivimos, por como enfrentamos las adversidades o lo que no sale como imaginamos. Por tanto, podemos dividir en tres momentos las vivencias y experiencias, en primer lugar, sería el tiempo del antes que corresponde a todo lo vivido y que nos ha generado una programación basada en las experiencias y las emociones de dichas vivencias, y que hoy generan la conducta o la actitud con la que enfrentamos el día. En segundo lugar, tenemos el tiempo medio, que es nuestro presente y es el que esta gobernando nuestros pensamientos y también nuestras acciones, que aunque parezcan irreales son basadas en nuestro instinto de protección. y en nuestro afán de conservar la vida y a nuestros seres queridos. Y en tercer lugar, esta el tiempo del después que corresponde a todo lo que posiblemente podamos vivir, y es este el que HOY nos genera más ansiedad teniendo en cuenta que pasamos la mayor parte de nuestro presente imaginando y “preocupándonos” por lo que existirá o lo que perderemos. Y todos esos pensamientos son tan inciertos como el mañana.

La realidad es que nos acostumbramos a vivir a un ritmo insostenible, tanto en nuestras vidas como con nuestro planeta, incluso me atrevo a decir que abusando tanto de nuestras vidas como del planea, viviendo impulsados por los modelos sociales y por nuestro propio afán por conseguir el llamado “Éxito”, con el afán de lo material, de la proyección social y respectivo estatus o nuestra necesidad de darle algo mejor a nuestros hijos. Y si bien cada uno tiene su propia versión, creo que por ahora no vivimos en un mundo feliz, y con mi experiencia y recuerdos, creo que es la primera vez, posiblemente en la historia que conozco, que todo el mundo está expuesto a la misma marea, aunque aclaro que no todos estamos montados en el mismo barco, algunos están en cruceros, otros en yates privados y otros en pequeñas embarcaciones incluso sin “capitán”, y en general por conversaciones con amigos de otras naciones, siento que hay algo diferente hoy y es una sensación extraña de que “somos una sola humanidad”, y por eso es que vemos en los medios de comunicación que se comparten las mejores prácticas para preservar la vida.

 Nosotros te ayudamos con tu proceso, estas a solo un clic de cambiar tu vida, ¿te atreves?  Escríbenos,

Y sin pensar, una mañana al despertar, el universo nos recuerda que cuando así lo quiere, puede poner todo en equilibrio; que incluso, ante todo el poder militar y tecnológico de la humanidad, nos hace ver frágiles e indefensos; y nos muestra que las cosas más simples pueden desaparecer en un abrir y cerrar de ojos.

Hoy debemos ser conscientes de que en estos tiempos inesperados, en los que reinan el desequilibrio natural, los graves problemas ambientales, el exceso de reuniones de las grandes potencias sobre el cambio climático sin un objetivo o una muestra clara de cambio, las guerras absurdas (¿qué guerra no lo es?) y las noticias sobre eventos naturales, leves o graves, como temblores, huracanes, maremotos, inundaciones, sequías o incendios… así, de repente, y sin previo aviso, aparece un diminuto ser que obliga a la humanidad a aislarse progresivamente: primero uno, luego dos, docenas, miles, millones… y la cifra crece y crece. Y en medio de su desespero, los gobiernos ordenan cerrar instituciones académicas, parques de diversiones, cines, centros comerciales; luego ciudades, países e incluso, tal vez, continentes y no sabemos qué más…

Todos sabemos que la economía está colapsando y que luego vendrá la crisis. Presentimos lo que este desastre monetario le hará a esta sociedad, basada en el consumismo, en el lujo, en los estereotipos y en los modelos sociales capitalistas; una sociedad en la que corremos 18 horas al día persiguiendo los sueños de alguien más y muy poco detrás de los nuestros. Lo sabemos y estamos expectantes, con ilusión y temor a la vez. Sin embargo, ignoramos qué pasará más adelante y qué esfuerzos tendremos que hacer. Pero de algo sí estoy seguro: de las grandes crisis, siempre, siempre, nacen las grandes ideas. Entonces, cuando finalice esta situación, una nueva humanidad renacerá.

Pero no todo es malo. Las medidas que hoy paralizan progresivamente al mundo también le están dando un respiro a la naturaleza, que empieza a mostrar una mejor cara: los índices de contaminación disminuyen notablemente, respiramos una mejor calidad de aire. Y en las noches, en las grandes ciudades, volvemos a disfrutar del maravilloso brillo de las estrellas.

La Tierra se está ‘descontaminando de la humanidad’. Ahora mismo podemos ver, e incluso descubrir, que existe vida donde antes era oscuridad, los peces volvieron a nadar por los canales de la mítica Venecia (Italia), en el cielo hay nubes blancas donde antes había una inmensa bruma negra y las fotos satelitales de la NASA nos muestran un planeta vivo. Ese pequeño ser que no sabe discriminar, que no tiene prejuicios ni fobias, nos recuerda que sin importar raza, condición económica, ideología política ni mucho menos género, somos humanos frágiles, sin ninguna condición.

Este pequeño ser nos obligó a parar, a hacer una pausa forzada, sin planear, sin dinero para vacacionar o sin recuerdos de verano para presumir. Este pequeño ser nos tiene aislados en casa, mirando el reloj continuamente y contando los minutos, y de manera increíble nos obligó a recuperar el valor del tiempo. No solo eso: nos llevó a cuestionarnos si realmente sabemos utilizar ese tiempo sin un fin específico, pues estamos acostumbrados a medirlo bajo parámetros de dinero u otro tipo de retribución.

En una época en la que como padres delegamos la crianza de nuestros hijos a las instituciones educativas, llevados por el afán de cumplir con los modelos sociales, y donde tanto padres como madres “tienen” que trabajar, este pequeño ser obliga a cerrar los colegios, y sin darnos espera nos lleva a compartir con nuestros hijos todo el tiempo, a poner a papá y a mamá junto a sus hijos (un lugar que nunca debimos dejar). Este pequeño ser nos fuerza a ser nuevamente una familia. ¡Qué gran oportunidad para retomar nuestro papel de primeros educadores, para compartir, jugar, conversar y disfrutar en familia!

Estábamos tan acostumbrados a la falsa proximidad que nos brindan las tecnologías y las redes sociales, que habíamos perdido el valor de la verdadera proximidad, la real, la que nos permite ver y sentir al mismo tiempo… Sin embargo, y así de la nada, este pequeño ser también nos arrebató el derecho a tocarnos, abrazarnos, besarnos… Hoy debemos vivir distanciados, no podemos compartir nuestras vidas con la sociedad, experimentando la frialdad real que solo imaginábamos al comunicarnos a través de alguna de las tecnologías momentáneas que día a día usábamos sin meditar.

Hoy, este pequeño ser nos aterrizó de un solo golpe, hizo que bajáramos de nuestro pedestal individual, que el egoísmo propio ya no funcione, que la única alternativa sea volver a trabajar en equipo, que pensemos primero en el otro para protegernos a nosotros mismos, que recuperemos el pensamiento y pertenencia colectiva para podernos ayudar como una sola humanidad.  

Un pequeño ser nos está enseñando que si queremos salir adelante, solo lo lograremos empujando todos para un mismo lado.

Una mirada a los padres desde las vivencias de una adolescente de 15 años.

Simples juegos como escondidas, hacer chistes, ir a su colegio, son aquellas cosas que buscan los niños en sus padres.

En la sociedad actual la falta de atención de los padres hacia sus hijos, conlleva a distintos problemas psicológicos y emocionales, los cuales pueden afectar de sobre manera a los niños y adolescentes, se necesita de algo más que solo comprarles ropa o invitarlos a almorzar, estos pequeños quieren escuchar historias, palabras de aliento, hasta la asistencia a una reunión de su colegio o simplemente una pregunta como: ¿Hijo, como estuvo tu día?, o ¿Necesitas ayuda en tu tarea?.

Es cierto que parte del desarrollo de los niños consiste en independizarse y saberse defender de la sociedad, pero solos no van a aprender cómo hacerlo, por tanto, se necesita de una figura mayor para aprender de que manera crecer y establecerse en una sociedad.

Hogares donde los padres se preocupan por sus hijos son aquellos futuros adultos quienes cambiarán el planeta, pero donde los niños no reciben ningún tipo de atención, son quienes la sociedad destruirá o ellos acabarán con esta.

“Soy padre”, “lo tiene todo”, “ no necesita de mi ayuda”,

Adultos ignorantes e indiferentes son los que esta sociedad no necesita, ni quiere, estos tienen la mentalidad de “Soy padre”, “lo tiene todo”, “ no necesita de mi ayuda”, esas personas no sirven para criar y formar a las personas del mañana; aquellos padres que no le ven importancia a la relación de confianza y comunicación con sus hijos, son estos quienes alguna vez sus mismo padres abandonaron , porque nunca estuvieron emocionalmente al lado, o jamás los escucharon y a pesar de que salieron adelante y formaron una familia, no encontraron su felicidad y en su vida actual no saben como actuar con sus hijos y se resignan a criarlos de la misma manera que fueron educados.

“Un adolescente desorientado es demasiado moldeable e influenciable”

Niños (menores de 12 años) no detallan ni sienten un desinterés de sus mayores hacia ellos, porque es fácil hacerles creer a los niños que un amor se gana con regalos o cosas materiales, y los niños son “felices” con estas cosas regaladas, además ellos no tienen problemas para hablar y un consejo que recibir, pero el problema realmente se evidencia cuando los infantes pasan a una nueva etapa donde necesitan de un tiempo casi completo para ser escuchados, la adolescencia, este, un escalón crítico para todo ser humano, ya que este adolescente desorientado es demasiado moldeable e influenciable con cualquier cosa que ve y capta su atención o recibe palabras de gente igual de inexperta a él/ella, por tanto es de suma importancia que los adultos acompañen en su totalidad en toda la fase al joven para evitar consecuencias como lo son, el suicidio, bajas calificaciones, rebeldía hasta algo extremo como lo es el descontrol total del padre hacia su hijo, donde ya no existe vuelta atrás.

La única solución es demostrar que un llamado de atención o fuerte regaño, no es porque sí, su razón es hacerles ver que están haciendo algo mal y principalmente manifestar la preocupación y el amor que sienten por ellos.

Esos padres que no fueron formados de la mejor manera y aun así hacen lo posible para cambiar el destino de sus hijos, son aquellos verdaderos que aman, que quieren un mundo mejor. En pocas palabras se debe fortalecer la comunicación y confianza de padres a hijos para de esta manera, criarlos y prepararlos para la sociedad y evitar que esta se los consuma hasta no encontrar salida. 

Por Aleja Parra M.

Te puede interesar “ADOLESCENTES VS PADRES; UNA GUERRA DONDE EL NEGRO O EL BLANCO NO ES LA SOLUCIÓN”

Te invito a reflexionar sobre que estás haciendo por la formación de tus hijos , nosotros te ayudamos con tu proceso, estás a solo un clic de transformar sus vidas ¿te atreves?  Escríbenos,

¿Qué pasa cuando la Neuroeducación es puesta en marcha?.

Continuando con el proceso de transformación, los invito a ver los maravillosos resultados al transformar lo procesos tradicionales de la Educación, y como muestra de éstos, se creo el  #Pet Friendly SAM Day 2019 , del Colegio Santa Angela Merici, institución donde venimos desarrollando estrategias desde hace 3 años y que hoy en día nos permite disfrutar de estos resultados tan maravillosos. 

Noticias Caracol . Mascotas y NeuroEducación

https://youtu.be/T0Gmksgc_yw

Nosotros te ayudamos con tu proceso, estás a solo un clic de transformar tu institución ¿te atreves?  Escríbenos,

“Para triunfar profesionalmente es necesario Empoderarse y Crecer”

Continuando con el programa de Liderazgo en la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia, desarrollamos de manera especial para conmemorar el día de la mujer, esta conferencia con nuestra aliada desde España (Coach Bárbara González) que destaca la importancia del empoderamiento y el ser para desarrollarse plenamente dentro de la vida profesional, buscando nuestra propia definición de éxito, identificando “quién soy”.

Durante el desarrollo de ésta conferencia Bárbara nos comparte sus experiencias que la llevaron a construir su propia definición de éxito, así como las bases de la creación de ese Ser con el que nacemos y que por diferentes razones vamos dejando abandonado. 

Empoderamiento femenino en la enfermería profesional

Nosotros te ayudamos con tu proceso, estás a solo un clic de transformar tu institución ¿te atreves?  Escríbenos,

 

Al liderar nuestros equipos comerciales, frecuentemente nos encontramos con la disyuntiva, o generamos resultados como sea, o nos quedamos como estamos. Es por eso que sin darnos cuenta, cada vez vamos cerrando más el circulo de presión lo que sin lugar a dudas nos lleva al estrés, las preocupaciones y a la improvisación.

Por eso te invito a reflexionar sobre este gran mensaje basado en la experiencia enriquecedora de lo que nos permite perfilar a los elementos de nuestro equipo y así poderles sacar el mayor provecho en beneficio de todo el equipo y por supuesto, aumentar nuestras expectativas y resultados comerciales.

Cómo aplicar la Neurociencia en ventas (NeuroVentas) para generar oportunidades comerciales, experiencias en ventas, optimización de tiempos, Perfilamiento de vendedores (Asesores, Ejecutivos). Para contar con un gran equipo es necesario identificar cada persona que lo compone.

https://youtu.be/TGPBC9PEsOA
Liderazgo en ventas, ¿Cuál es la estrategia de un gran vendedor?

Nosotros te ayudamos con tu proceso, estás a solo un clic de transformar tu institución ¿te atreves?  Escríbenos,

Constantemente nos dicen que debemos cuidarnos, que debemos manejar nuestras emociones para estar “bien”, pero muy pocas veces nos enseñan el cómo hacerlo, haciendo que nuestro proceso sea mucho más difícil y termine llevándonos a un espiral que no solamente arrastra nuestra vida, sino de la personas que estamos cuidando.

Durante el desarrollo de ésta conferencia muestro lo que considero son los diferentes ingredientes (elementos) que componen la vida, y cómo éstos bajo el escenario que representa ser cuidador podamos aprender a identificarlos, a evaluarlos y por supuesto a manejarlos.

Nosotros te ayudamos con tu proceso, estás a solo un clic de transformar tu institución ¿te atreves?  Escríbenos,

Cuando somos padres y nos enfrentamos a la etapa de preadolescencia y/o adolescencia de nuestros hijos, en la gran mayoría de veces empezamos a pensar en nuestros propios modelos de crianza o a compararnos con otros padres para “ver” que están haciendo diferente ellos. Si bien estamos inmersos en esos supuestos de crianza, no siempre nos convencemos de que es bueno o que nos funciona a nosotros para la formación de nuestros hijos.

Antes de compartir mis experiencias, quiero que pienses un poco en la evolución de lo que hemos conocido como “crianza”. Al devolvernos a los inicios de la humanidad los primeros padres en su condición de “animales”, fueron adaptándose a las condiciones cambiantes y transmitieron sus vivencias a sus hijos. Si comparamos estos modelos “evolutivos” nos permiten tener un panorama tan diciente y es que realmente nosotros como especie evolucionamos pero nuestros modelos de transferencia de conocimientos o valores siguen estando ligados a la forma como nos “criaron” y la adquisición de nuevos roles “revolucionarios”, don expresiones como “Si a mí no me dejaban yo si voy a dejar a mis hijos”, o la expresión más impactante y que escucho con mucha frecuencia, “Yo dejo que mis hijos lo hagan en la casa porque si no, se van a hacerlo a otro lado” pensando que no importa que sus acciones estén mal, sino que lo hagan frente a nosotros para “tenerlos bajo control”.

Hoy en día la “guerra” entre padres y adolescentes está más generaliza debido al cambio tan abrupto que hicimos los que nacimos entre los 70´s y 80´s los cuales conscientemente promovimos la “libertad” o como dice nuestra constitución, “El libre desarrollo de la personalidad” e hizo que nuestros hijos y la sociedad en general perdiera de manera significativa el respeto a los principios, a los valores y sobre todo a la verdadera crianza que no es más allá que el buen ejemplo para formar.

Sin ser concluyente, el análisis que hacemos junto a los educadores durante los talleres en las instituciones educativas  basados en el día a día de nuestros chicos, vemos con preocupación que ya es tan “normal”, propender que la educación se haya vuelto parte de los modelos de aprendizaje de los colegios y que se esté responsabilizando a los educadores de una función que por naturaleza debería ser de los padres debido a su ausencia.

El comienzo de todo esto tiene el mismo origen y es la familia, primero debemos reconocernos como personas e identificar que muchas de las consecuencias de nuestros actos están o estarán ligadas a los actos de nuestros hijos. Y en esto quiero hacer mucho énfasis ya que lo primero que resalto es que a buena parte de los padres les cuesta reconocer que se equivocan al creerse “perfectos” y que sus hijos son felices como están y la realidad es que cuando me siento a hablar con los chicos me encuentro con muchos vacíos generados por falta de comunicación o por comunicación fraccionada.

Hoy te invito a reflexionar o comprender que no se trata de blanco o negro, es decir que no es ni la tiranía ni la permisividad, debemos pensar que entre el negro y el blanco están los grises y hay muchos tonos los cuales dependiendo de nuestra condición debemos aprender a interpretar cual de esos tonos es el más adecuado para cada situación.

Hablar de aconsejar, de conducir, de educar, de guiar, no es más que hacer que nuestro amor por nuestros hijos nos lleve a tomar las mejores decisiones siempre. No podemos garantizar que los estemos conduciendo donde queremos, sin embargo sí podemos hacer que desarrollen carácter para que sepan que es correcto sin pasar por encima de los demás.

Sin ser irrespetuoso, es muy poco inteligente pretender que un adolescente sea el único responsable de construir su vida presente y futura o que todo lo hagan o decidan sus padres por él, cuando la realidad y la sociedad nos demuestra que entre más solos están nuestros hijos o que todo se lo hagan sus padres hace que tengan más riesgos y menos capacidad de decisión. Los dos caminos conducen al mismo resultado, chicos vulnerables, débiles y manipulables.

Te invito a reflexionar sobre lo que estás haciendo por la formación de tus hijos , nosotros te ayudamos con tu proceso, estás a solo un clic de transformar sus vidas ¿te atreves?  Escríbenos

EnglishFrenchSpanish