"Nacemos con recursos limitados, y cada día que despertamos, vamos perdiendo algo" - Yezid Parra C. -DespiertaNET-

“Nacemos con recursos limitados, y cada día que despertamos, vamos perdiendo algo”

 

Si comprendimos en estos momentos que nacimos con recursos limitados y en la mayor parte de nuestra vida pasamos nuestros días ”desperdiciándolos” también podríamos aprender a usarlos en nuestro presente y así disfrutarlos, ¿Hoy qué nos llevó a ver su valor?.

Al igual que la gran mayoría llevo meses cumpliendo las restricciones y las recomendaciones, no puedo decir que completamente encerrado ya que he salido en varias ocasiones para abastecerme de lo necesario para mi hogar, y que los pensamientos también me generan dudas e incertidumbre al igual que a ti, y más con mi antecedente por el cáncer que hace que en cierta medida me sienta por momentos más vulnerable, aunque la realidad sea otra. y mis pensamientos incluso gobiernen mis días.

Todos los días que logremos despertar deberíamos entender que los tiempos difíciles o de oscuridad existieron, existen y existirán, y que no solamente son por el Covid-19, también son por la forma en que hemos vivido y vivimos, por como enfrentamos las adversidades o lo que no sale como imaginamos. Por tanto, podemos dividir en tres momentos las vivencias y experiencias, en primer lugar, sería el tiempo del antes que corresponde a todo lo vivido y que nos ha generado una programación basada en las experiencias y las emociones de dichas vivencias, y que hoy generan la conducta o la actitud con la que enfrentamos el día. En segundo lugar, tenemos el tiempo medio, que es nuestro presente y es el que esta gobernando nuestros pensamientos y también nuestras acciones, que aunque parezcan irreales son basadas en nuestro instinto de protección. y en nuestro afán de conservar la vida y a nuestros seres queridos. Y en tercer lugar, esta el tiempo del después que corresponde a todo lo que posiblemente podamos vivir, y es este el que HOY nos genera más ansiedad teniendo en cuenta que pasamos la mayor parte de nuestro presente imaginando y “preocupándonos” por lo que existirá o lo que perderemos. Y todos esos pensamientos son tan inciertos como el mañana.

La realidad es que nos acostumbramos a vivir a un ritmo insostenible, tanto en nuestras vidas como con nuestro planeta, incluso me atrevo a decir que abusando tanto de nuestras vidas como del planea, viviendo impulsados por los modelos sociales y por nuestro propio afán por conseguir el llamado “Éxito”, con el afán de lo material, de la proyección social y respectivo estatus o nuestra necesidad de darle algo mejor a nuestros hijos. Y si bien cada uno tiene su propia versión, creo que por ahora no vivimos en un mundo feliz, y con mi experiencia y recuerdos, creo que es la primera vez, posiblemente en la historia que conozco, que todo el mundo está expuesto a la misma marea, aunque aclaro que no todos estamos montados en el mismo barco, algunos están en cruceros, otros en yates privados y otros en pequeñas embarcaciones incluso sin “capitán”, y en general por conversaciones con amigos de otras naciones, siento que hay algo diferente hoy y es una sensación extraña de que “somos una sola humanidad”, y por eso es que vemos en los medios de comunicación que se comparten las mejores prácticas para preservar la vida.

 Nosotros te ayudamos con tu proceso, estas a solo un clic de cambiar tu vida, ¿te atreves?  Escríbenos,

No Comments

Post A Comment

EnglishFrenchSpanish